“Aún se ve lejos hacer eléctricos en Colombia”: Luiz Fernando Pedrucci de Renault

Tomada de: larepublica.co

En el último año en la planta de Sofasa se han producido 44.837 unidades de los diferentes modelos que produce la marca

De acuerdo con Andemos, el mercado automotor registró un crecimiento en julio de 18,3% frente al mismo mes del año pasado, con un registro de 22.904 vehículos nuevos en el país. Este mercado continúa consolidándose con un crecimiento del 4,7% en el primer semestre del 2019. En relación con la tasa de crecimiento de las top 10 marcas del mercado, Renault sigue liderando las ventas con una variación del 60,2%.

Renault tiene actualmente 22,6% del mercado nacional de vehículos y cuatro de sus modelos (Sandero, Logan, Sandero Stepway y Duster) están en el top de las preferencias de los consumidores colombianos. Según los directivos en los últimos 10 años han invertido más de US$132 millones en todos los procesos de la planta de Envigado para que esto hoy sea una realidad.

LR habló con Luiz Fernando Pedrucci, presidente del Grupo Renault en la Región Américas sobre los avances logrados en los últimos 50 años.

¿Por qué Sofasa está dentro del top 5 de las plantas de Renault en el mundo?

El ranking del Grupo Renault es un ranking que está hecho por varios criterios. Un listado muy grande en indicadores como organización, productividad, costos, calidad, seguridad laboral, etc. Pero el punto clave de cómo se llega a esos indicadores es la gente y la disciplina de lo que la gente tiene para ejecutar sus metas y aquí en Envigado el compromiso es el máximo que se puede dar. En todos los sitios del mundo usted puede construir una planta, pero lo que hace la diferencia es la gente.

¿Dónde se venden los vehículos ensamblados en Sofasa?

Sofasa abastece el mercado nacional y para eso dedicamos el 60% de la producción. Y exporta el 40% principalmente para México, en el segundo lugar Argentina, pero está sufriendo en este momento y también Ecuador es muy importante. Sofasa tiene una muy buena vocación de exportación que le permite vender carros en 14 países.

¿Cuál es la relación con Sofasa?

El competidor de Sofasa es todo el mundo Renault. Todas las fábricas del grupo en el mundo son competidoras de Sofasa. Por ejemplo: En Argentina necesitan un vehículo Renault para vender. Ellos miran cuánto les cuesta llevarlo desde Brasil, desde Colombia, desde Rumania. Compran el que esté más barato, el que valga menos al llegar a la sala de exhibición y por eso ser competitivos es fundamental.

¿Renault seguirá invirtiendo en Sofasa?

Definitivamente sí. Estamos haciendo un cambio importante y continuo en Sofasa. Queremos tenerla como ejemplo de industria 4.0. Tenemos planes concretos, pero no podemos divulgar las cifras porque la velocidad de inversión depende de lo que vamos viendo del escenario macroeconómico del país. Si hay una mejor perspectiva de competitividad, de más facilidad de exportación, podemos acelerar estas inversiones.

En materia de competitividad e infraestructura, ¿cuáles son las peticiones?

Es un pedido general. Todos los países del mundo quieren exportar. Pero esa capacidad depende de las condiciones del país y los que más van a exportar son los que más bajen los costos internos. Hay varios temas como rebajar impuestos, pero no es lo único, hay que mejorar en la parte logística. Ahora que se están abriendo los mercados en el exterior, hay que mirar las condiciones, hay países que están incentivando de forma muy fuerte. Nosotros no queremos solo vender coches en Colombia, queremos fabricar coches en Colombia. Pero el Gobierno debe estar atento a lo que está pasando en otros países.

¿Qué expectativas y planes tienen para la producción y venta de vehículos eléctricos en Colombia?

Renault es líder en Colombia de vehículos eléctricos desde siempre y por eso somos la marca que más vende estos vehículos eléctricos en Latinoamérica, porque Brasil, Argentina y México apenas están empezando. Esta tendencia es irreversible, pero va a depender de la evolución de cada país. La tecnología de los eléctricos es cara, sobre todo las baterías. A partir del momento que vayan creciendo las ventas (falta mucho más volumen y fortaleza en el mercado), a partir de un conjunto de cosas que van a pasar, podremos pensar en fabricar localmente en la región algún tipo de vehículo eléctrico. Pero esto aún está un poco lejos, es un poco temprano para cualquier país de Latinoamérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *