Once departamentos en alerta por posible trasteo de votos

Once departamentos en alerta por posible trasteo de votos

Tomada de: eltiempo.com

A poco menos de dos meses de que se realicen los comicios locales para elegir gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, las autoridades electorales en el país no dejan de sorprenderse por los casos que se han encontrado de posible trasteo de votos o trashumancia electoral.

Hasta ahora, según cifras del Ministerio del Interior, al menos 100 denuncias se han recibido por este delito.

Durante el período de inscripción que terminó el pasado 27 de agosto, en total se inscribieron 3’683.499 personas. Las zonas donde más hubo inscripción de ciudadanos fueron Bogotá, con 423.445; Antioquia, con 375.416; Valle, con 350.771, y Atlántico, con 274.210. 

Ahora, con estas cifras, el Consejo Nacional Electoral (CNE) debe comenzar a revisar las denuncias relacionadas con trashumancia electoral, que es la acción de inscribir la cédula para votar en un lugar distinto a aquel en el que se reside o se tiene un arraigo en particular. Esta modalidad es utilizada por algunos candidatos para obtener ventajas en los comicios.

Esto constituye un delito contemplado en el Código Penal bajo el nombre de fraude en inscripción de cédulas y quien lo cometa incurrirá en prisión de 4 a 9 años y multa de 50 a 200 salarios mínimoslegales mensuales.

Esta semana, precisamente, el alcalde de Pedraza (Magdalena), Gustavo Aquileo Osorio, por poco es agredido por la comunidad, luego de que lo descubrieron cuando presuntamente trasladaba a más de 200 personas al pueblo, para que inscribieran sus cédulas. En medio de la airada reacción de ciudadanos, el mandatario desenfundó un arma de fuego y de su maletín cayó un fajo de billetes. Los hechos no pasaron a mayores por la intervención de la Policía.

Fuentes del CNE le dijeron a esta diario que ya le está metiendo el diente a las zonas donde parece evidente el delito. Uno de esos casos está en Villagómez (Cundinamarca). De las 150 visitas que han realizado funcionarios del tribunal electoral a residencias de personas que han inscrito su cédula en este municipio, en 109 se encontró que las direcciones entregadas son erróneas.

“Esto muestra que en el 72 por ciento de las visitas que realizamos encontramos trashumantes. En la mayoría de los casos se trata de personas que están siendo instrumentalizadas por algunas organizaciones”, reveló el magistrado Hernán Penagos.

En una de las visitas, según contó Penagos, los funcionarios del tribunal electoral se encontraron con que la dirección dada por un inscrito es la de un hotel. En otro caso, la dirección del lugar de residencia correspondía a un lote baldío y los vecinos del terreno no conocían al ciudadano en cuestión.

También genera inquietud lo ocurrido en Soacha, municipio localizado al sur de Bogotá. En esa población, según datos del CNE, se inscribieron 31.779 cédulas, de las cuales 19.778 podrían corresponder a posible trasteo de votos. Lo que causó preocupación en este municipio es que las inscripciones, que venían en una media de 2.000 al mes, en julio se aumentaron a 20.597.

Si bien la revisión que han hecho las autoridades hasta el momento es incipiente, pues apenas hace cuatro días se cerraron las inscripciones de cédulas para las elecciones de octubre, el fenómeno parece estar extendido en varias regiones.

La Misión de Observación Electoral (MOE), con base en estadísticas poblacionales del DANE y electorales de la Registraduría, logró establecer que –tras el cierre de inscripciones de cédulas– hay en alerta 213 municipios de 11 departamentos por la elevada tasa de inscritos. En muchos territorios, hay más votantes que personas viviendo realmente allí.

Y hay casos dramáticos. Por ejemplo, según datos del CNE, en La Pedrera (Amazonas), el aumento en la inscripción fue del 304 por ciento, cuando allí la tasa de crecimiento de la población fue inferior al 7, 2 por ciento.

Para ponerle la lupa tanto al trasteo de votos como a otros delitos electorales, el CNE, la Procuraduría, la Contraloría y la Fiscalía empezaron una gira conjunta por el país para capacitar a los candidatos sobre esta materia y para recibir directamente las denuncias de la comunidad. Hasta el momento han recorrido 14 departamentos.‘Cundinamarca y Boyacá requieren mayor vigilancia’

Tres preguntas a: Germán Robayo, Subcoordinador del observatorio de la MOE.


¿Cuál es el balance de la MOE tras el cierre del proceso de inscripción de cédulas?

Este año se inscribieron 3,6 millones de personas, 400.000 menos que las presupuestadas por la Registraduría Nacional. Sin embargo, esto no implica que los casos de trashumancia electoral se hayan reducido en el país. Después de la ley 1475, que cambió los tiempos de inscripción de sufragantes, ahora los políticos saben que ya no necesitan llevar un camión lleno de gente a registrarse días antes de la elección, pueden ir haciéndolo poco a poco. 

Hemos conocido casos de trashumancia histórica en los que grupos comienzan a trasladar a las personas desde las elecciones al Congreso, porque saben que tienen esos votos asegurados en los comicios locales. 

¿Por qué hay que prestarles atención a los 213 municipios en alerta por posible trasteo de votos?

Aunque en zonas de explotación minera como Meta y Cesar el incremento de registros se debería a la llegada masiva de nuevos trabajadores, en el departamento del Atlántico hemos conocido denuncias que señalan que grupos políticos estarían trasladando a sufragantes de otros territorios para que voten allí por algún candidato en particular. Otros departamentos, como Cundinamarca y Boyacá, también requieren una mayor vigilancia de las autoridades. 

¿Cómo impactó la migración venezolana el nuevo censo electoral del país?

El 8 por ciento de la inscripción nacional se realizó en los 38 municipios que se ubican en la frontera con Venezuela. El fenómeno está mayormente jalonado por los cientos de miles de ciudadanos colombo-venezolanos que residen hoy en el país y que pueden votar gracias a su doble nacionalidad. No es cierto que todos los migrantes residentes en Colombia podrán sufragar en octubre.Los tres municipios con mayor tasa de cédulas inscritas

Analistas y alcaldes explican las posibles causas de la atípica inscripción de sufragantes para las elecciones locales del próximo 27 de octubre.Puerto Gaitán

Según el informe revelado por la MOE, la principal alerta por riesgo de trashumancia electoral en el país se presenta en Puerto Gaitán (Meta).

La alarma se debe a que el municipio petrolero registra una tasa de 613,5 cédulas inscritas por cada mil habitantes, cifra que es ocho veces mayor que la media nacional: 70,4. 

“No podemos decir, por el momento, si hay alguien detrás de esta cantidad anormal de inscripciones, la cual es mucho mayor a los años anteriores. Sentimos que este es un gran factor de riesgo para la pulcritud de la próxima contienda electoral”, afirmó José Fierro, alcalde del municipio.

El mandatario agregó que el número alto de inscritos también estaría relacionado con el alto número de personas que llegan a trabajar en el sector petrolero y requieren un certificado electoral actualizado.Puerto Colombia

Autoridades electorales del departamento del Atlántico investigan las denuncias de posibles casos de trashumancia electoral que se estarían presentando en Puerto Colombia. 

De acuerdo con el abogado Nelson Maury, el 87 por ciento de las nuevas personas inscritas en ese territorio fueron llevadas de otros lugares como parte de un fraude electoral.

“A los puntos de votación llegaban personas de otros lados a inscribir sus cédulas y eran guiadas por extraños. Tardaban no menos de 30 segundos entre uno y otro, lo que permite inducir que estaban llegando en fila”, dijo Maury.

La alarma de las autoridades también se fundamenta en que, según el informe de la MOE, la tasa de cédulas inscritas en Puerto Colombia (327,4) casi quintuplica el promedio nacional de 70,4 registros por cada mil habitantes.Carmen del Darién

Para Germán Robayo, subcoordinador del observatorio político electoral de la democracia de la MOE, el caso del Carmen del Darién, en Chocó, es el más atípico de todos. La organización reportó que en ese municipio la tasa de cédulas inscritas para los comicios electorales del próximo 27 de octubre fue de 303,8, muy superior al promedio nacional: 70,4. 

“El caso de este territorio nos alarma porque nunca antes se había presentado un registro de cédulas inscritas tan elevado. Pedimos a las autoridades estar atentas a un posible caso de trashumancia”, dijo Robayo. 

Ante las alertas por posible trasteo de votos, el Gobierno anunció que ya está listo un plan que coordina diferentes entidades del Estado para garantizar la transparencia de los comicios en este y otros dos municipios del Chocó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *