Asamblea entregó Orden al Mérito Policarpa Salavarrieta a dos hijos ilustres de Cundinamarca

Prensa Gobernación de Cundinamarca

La Asamblea de Cundinamarca condecoró con la Orden al Mérito Policarpa Salavarrieta en el Grado Oro al mayor general Nicacio de Jesús Martínez Espinel, Comandante del Ejército Nacional de Colombia, y a Orlando Alfonso Clavijo Clavijo, secretario de la Comisión VII de la Cámara de Representantes, dos hijos de Cundinamarca.

“El día de hoy homenajeamos a dos ilustres hijos de Cundinamarca. Uno de ellos ha dejado el nombre de nuestro departamento en alto por su compromiso y dedicación como miembro de nuestro Ejército Nacional, es un ejemplo de pujanza y trabajo, nos llena de orgullo e impulsa a nuestros jóvenes a involucrarse en temas como la seguridad y la cooperación en el departamento. Este reconocimiento para este hijo de Ubaté, es una pequeña muestra de nuestro orgullo y admiración por su labor” expresó Constanza Ramos, diputada ponente.

El mayor general Nicacio de Jesús Martínez Espinel es oriundo de la Villa de San Diego de Ubaté. Durante sus 39 años de servicios al Ejército Nacional de Colombia, Martínez Espinel ha contribuido a la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional, el orden constitucional y el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas.

“Nada más grato para un soldado hijo del departamento de Cundinamarca que recibir de la ciudadanía de forma generosa y espontanea muestras de amistad y aprecio por la entrega incondicional a esa gran causa que es Colombia. Este reconocimiento es para todos los hombres y mujeres del Ejército Nacional, que de forma abnegada, sacrificada y silenciosa han escrito páginas de gloria permitiendo el progreso social, el bienestar y la seguridad del pueblo colombiano”, aseguró Martínez Espinel.

Por su parte, Orlando Alfonso Clavijo Clavijo ha ocupado cargos de elección popular siendo en dos ocasiones representante a la Cámara por Cundinamarca, diputado a la Asamblea de Cundinamarca en dos periodos y alcalde de Quetame.

“Para llegar a ciertos cargos no se requieren ni apellidos ni ser millonario, sino la tenacidad, el trabajo, la lucha y que el querer es poder. Por eso hoy recibo con cariño este reconocimiento y resalto que en Cundinamarca hay gente muy buena y que somos capaces, que sigue habiendo en el corazón de los cundinamarqueses pujanza, dedicación, deseo de salir adelante y que no hay imposibles”, manifestó Orlando Alfonso Clavijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *