Uber y Hyundai presentan modelo de taxi volador en el CES

La alianza entre estas dos empresas buscaría empezar a incorporar el servicio de taxis aéreos.

Uber Technologies Inc. está trabajando en un carro volador en colaboración con la gigante de los automóviles, Hyundai Motor Co., el primer fabricante en sumarse al sueño de Uber de una red de taxis aéreos que opere por los cielos de las principales ciudades del mundo.

Este lunes, estas dos empresas hablaron sobre su asociación en una conferencia de tecnología previa al Consumer Electronic Show (CES), que empezó este 7 de enero en Las Vegas (EE.UU.). Según dijeron, planean mostrar un modelo a gran escala del automóvil esta semana en el recinto ferial de Las Vegas.

El taxi aéreo de Hyundai podría despegar y aterrizar verticalmente, llevar a cuatro pasajeros y navegar a una velocidad de unos 320 kilómetros por hora. Sería totalmente eléctrico con un alcance de casi 100 kilómetros.

El concepto es similar a los diseñados por Boeing Co. y otras compañías en colaboración con Uber Elevate, la división aérea de la compañía de transporte.

Además de estos proyectos que aún requieren mucho trabajo hasta que sean totalmente funcionales y se puedan incorporar en el mercado. El grupo también opera viajes en helicóptero de Uber, que están disponibles en la ciudad de Nueva York.

Uber ha dicho que llevará a cabo la primera demostración pública de un automóvil volador este año y permitirá a clientes reservar viajes aéreos para 2023.

 El acuerdo con Hyundai destaca porque el gigante automotriz podría producir vehículos aéreos a «tasas nunca vistas» en la industria aeroespacial, dijo Eric Allison, jefe de Uber Elevate. «Un alto volumen, en teoría, disminuiría el precio por viaje y haría que una red de taxis aéreos fuera económicamente viable», agregó.

Uber dijo que proporcionara a los socios servicios de apoyo en el espacio aéreo, conexiones a transporte terrestre y una gran base de clientes. Las compañías colaborarán para identificar lugares para que el despegue y aterrizaje de los vehículos.

Y si bien Uber ha mantenido conversaciones con la Administración Federal de Aviación, es probable que el esfuerzo se enfrente al escrutinio del regulador sobre la logística por cuestiones de despegue y aterrizaje, ruido y seguridad.

Hyundai dijo que su vehículo requerirá un piloto humano inicialmente y que en el futuro operara de manera autónoma. Por el momento, ni Hyundai, ni Uber adelantaron cuando se podría prescindir de pilotos humanos.

La medida supone un impulso de innovación para Hyundai, que, al igual que otros fabricantes de automóviles, ha sufrido el impacto de un cambio en los hábitos de consumo, que ahora favorecen el acceso al transporte en lugar de la propiedad y los vehículos que no funcionan con gasolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *