En abril, la pérdida de masa vegetal en la Amazonía se incrementó en un 64% en comparación con el mismo mes del 2019, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil. De acuerdo con los investigadores, en el primer trimestre de 2020, la deforestación aumentó en más del 50% en comparación con el año pasado. Solo el mes pasado, se destruyeron más de 405 kilómetros cuadrados de selva tropical, una superficie del tamaño del estado de California, en EE.UU. informó CNN.

 Según la BBC, en 2018 Brasil, hogar de la mayor parte del Amazonas, encabezó la lista del país que más bosques tropicales primarios o nativos perdió.

En concreto en ese año se registró la desaparición de más de 1,3 millones de hectáreas, reveló en abril el informe de Global Forest Watch, del Instituto de Recursos Mundiales.

Pero, según un alto funcionario brasileño del sector medioambiental que habló de forma anónima con la BBC, desde que Jair Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil hace seis meses, la situación ha empeorado.

El impacto es “enorme”, dijo la fuente anónima al periodista de ciencia de la BBC David Shukman, y por eso se arriesgó a dar una entrevista no autorizada para llamar la atención del mundo.

Países con más deforestación en 2018

“Tuvimos que reunirnos en secreto y disfrazar su rostro y voz porque Bolsonaro prohibió a su personal de medioambiente hablar con los medios de comunicación“, cuenta Shukman

“En el transcurso de tres horas, salió a la luz cómo un pequeño equipo de expertos gubernamentales con pocos recursos y apasionados por salvar a la selva están gravemente presionados por sus propios jefes políticos”, agregó.

Facebook Comments