La prisa del Gobierno nacional para la ‘reactivación económica’ tiene fundamentos de base y es obvio, por una parte está evitar la quiebra de cientos de empresas grandes y medianas que, al retomar actividades, se beneficiarían económicamente además de proveer insumos necesarios para la economía y desarrollo del país. Por otra parte, el asistencialismo estaba desbordando los caudales del Gobierno, la gente que más necesita, en su mayoría, son los que pedían asistencia y son, en últimas, los que primero sacaron a las calles a reactivar la economía, obreros de fábricas y de la construcción, fueron a poner el pecho, la idea no era mala hasta que los casos de contagio se incrementaron desmedidamente. El Senador Uribe, salió recién a ‘criticar’ al presidente por no dar más a los que necesitan, vaya estrategia, para nadie es secreto que son ellos quienes dictan las directrices de lo que hay que hacer, además se refirió al retorno del fútbol en el país, pan y circo.
Y es que esto tiene su trasfondo, en pocos meses comienzan las campañas para presidente y Congreso, oh casualidad, démosle a los pobres y reactivemos el fútbol, brillante pero trajinado, no obstante y pese a que Duque ha intentado manejar la situación, no queda más allá del intento, si bien, el primer aislamiento surgió de Claudia López en Bogotá secundada por muchos otros alcaldes que se unieron a la iniciativa y al presidente le tocó admitir la medida como protocolo de seguridad social.
Ahora bien, en Chile, pasó lo que está pasando acá en Colombia, abrieron porque necesitaban reactivar la economía y porque se podía manejar y hacerle frente al diminuto gran enemigo, pero les salió mala la jugada, hoy tiene la ocupación hospitalaria al máximo y declararon cuarentena total de nuevo, ah vaina y empezaron de a poco pero lo lograron, aumentar de manera desmedida el contagio. Ahora en Colombia qué esperan con el deprimente sistema d salud, sin los kits de pruebas suficientes, sin Unidades de cuidados intensivos y sin la infraestructura apropiada para hacerle frente a la pandemia.
De acuerdo con que se reactive la economía, pero, abrir centros comerciales, talleres de mecánica, obras de construcción, vayan y miren como no hacen lo que se debe hacer en cuanto a protocolos, acá en Chía se ve la gente por doquier sin lo más elemental, el tapabocas, y así quieren que no pase nada.
Todos hemos aguantado, hay plata del gobierno para apoyar y sostener un tiempo más, no necesitamos los 4000 contagios de Chile diarios, ni los miles de muertos de Europa y Estados Unidos, necesitamos apoyo moral, apoyo económico, no es mucho, ya hemos visto que con poco se sobrevive pero vale más la vida que la reactivación.
Se llegará a una recesión pero vivos y con ganas de luchar, de sacar adelante a COLOMBIA, saldremos con las botas puestas a demostrar que somos guerreros, a elegir congresistas nuevos y que hayan mostrado apoyo y que propongan temas nuevos de desarrollo, no peleas de dos bandos todo e l tiempo, necesitamos creer, confiar y vivir con una meta, con la realidad de saber que no estamos solos y que ni el pan, ni el circo nos va a convencer, ni izquierda, ni centro, ni derecha, solo colombiano que ama a su país y que le duele ver como caen muchos bajo la indiferente mirada de un gobierno que se preocupa más por su imagen que por la gente.
Este medio de comunicación está a punto de naufragar pero seguimos aguantando y creyendo, hay días que queremos dejar nuestra labor de apoyo a la comunidad, de informar, de crecer al menos en lectores y seguidores y creer que hay programas de apoyo que no se ven, pero hay que creer, tener fe es la clave y seguiremos adelante con o sin pandemia, y salir a la calle es responsabilidad de cada quien, ¿cuánto se quiere para andar en la calle buscando dañarle la vida a los demás y especialmente a su familia?, no salga a menos que sea necesario, use el tapabocas y reinvente. Rediseño es una buena palabra.

Facebook Comments