En días pasados la alcaldesa de Bogotá. Claudia López, advirtió que si los casos seguían en aumento, la ciudad entraría en alerta naranja, esto pasa luego del cierre de la localidad de Kennedy, la cual es la que presenta la mayor cantidad de casos.
En este momento la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de la capital, se encuentra en un 44,3 %, con 295 camas ocupadas.

Los números revelados por la Secretaría de Salud de Bogotá, muestran que 295 pacientes se encuentran internados actualmente en estas Unidades de la ciudad. 101 pacientes han dado positivo para COVID-19, los restantes 194 son considerados casos sospechosos y están a la espera de resultados.
El mayor número de camas UCI con pacientes en Bogotá se sigue presentando en el suroccidente de la ciudad, donde la Clínica Roma es la de mayor ocupación, con 95.5 %. 21 camas de 22 se encuentran con pacientes en este centro asistencial.
Según cálculos de las autoridades de salud, el 4 % de los pacientes que contraen el COVID-19 necesitan un tratamiento en camas UCI, donde el ventilador es la parte esencial, ya que la primera complicación que se genera en el cuerpo por el contagio es una neumonía viral, según explica el doctor Juan Carlos Hernández, coordinador de medicina interna de la Clínica de Occidente
“Provocando que el pulmón no llegue a ejercer sus funciones como el intercambio de oxígeno y la salida de CO2. Se genera un shock, no llega oxígeno a los tejidos, los pacientes tienen disfunción renal, cardiovascular y presentan alteración disfuncional orgánica múltiple”, explicó el médico, quien aseguró que en la etapa de neumonía, se logra recuperar el 80 % de los pacientes.

Facebook Comments