En los dos últimos días el municipio de Chía, límite inmediato con Bogotá, ha incrementado de manera considerable los casos de contagios por coronavirus, esta pandemia que azota al mundo y tiene en vilo a la comunidad internacional debido a que aún no hay esperanza de una vacuna que combata al mortal veneno.
Campañas, medidas drásticas, toque de queda, pico y cédula, aislamiento obligatorio, toma de pruebas, avanzadas de los funcionarios para controlar a la gente, sensibilización; todos estas acciones ha venido tomando el alcalde, Luis Carlos Segura, quien ha mostrado compromiso para evitar el aumento de infectados.
No obstante, la indisciplina de la gente, por todas partes hay personas, vendedores ambulantes, vehículos por todas las calles, parece que no hay conciencia del peligro latente e inminente de contagio. Hay un factor determinante y es el apoyo de la policía, dónde están, qué están haciendo, desde este medio de comunicación hemos intentado en vano conocer las actividades preventivas y correctivas a manera de apoyo a la administración desde este ente, y no recibimos información, la policía debería actuar de manera contundente, comparendos, aprehensiones, y aplicar la ley a quienes no cumplan de manera cabal las medidas y decretos de la alcaldía. No es justo que habiendo hasta ejército y se vea el desorden que se ve.
Estamos en un momento clave para tomar correctivos y generar una agresiva estrategia que redunde en compromiso y disciplina, si la gente no entiende, pues mano dura. Se vienen, según expertos, momentos más complejos y agresivos en cuanto al pico de contagios, ya Bogotá está planeando decretar la alerta naranja, Cali, ya lo hizo, Cartagena y Amazonas están a punto. Alcalde, este es un llamado a exigir, como autoridad total de la ciudad, el apoyo absoluto de todo y todos cuantos estén a su disposición.

Facebook Comments