En su más reciente comunicación, el Director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que la pandemia de la COVID 19, tomó dos meses llegar a los primeros 100.000 contagios, pero en las últimas dos semanas se ha sobrepasado esa cifra.


Adhanom, se refirió sobre el significativo aumento de contagios de la COVID-19 en todo el mundo durante las últimas semanas, cuando la cifra de positivos ha llegado a los 8.014.554 millones a nivel internacional y los decesos suman 436.306, de acuerdo con las cifras de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos.
El alto directivo explicó que al inicio de la pandemia tomó dos meses llegar a los primeros 100.000 enfermos, sin embargo en las últimas dos semanas se ha sobrepasado esa cifra cada jornada, lo que demuestra la rápida expansión mundial del coronavirus.


Ghebreyesus se refirió a que el 75 por ciento de los casos corresponden a solo diez países, principalmente en América y el sur de Asia, aunque igualmente se reportan cifras elevadas en África, Europa del este, Asia central y el Medio Oriente.


Según las estadísticas proporcionadas por la Universidad Johns Hopkins en los Estados Unidos, ese país continúa como el epicentro de la pandemia al reportar 2.113.366 casos y 116.135 fallecidos. Le sigue Brasil con 888.271 contagiados y 43.959 víctimas mortales.


El doctor Ghebreyesus, llamó a las naciones a estar alertas ante el peligro de un rebrote del virus. “Incluso en países que han demostrado su capacidad para suprimir la transmisión, las autoridades deben permanecer alertas ante la posibilidad de un resurgimiento”, aseveró.
Igualmente, enfatizó que en medio de la emergencia sanitaria global, las autoridades sanitarias de las naciones no deben desatender asuntos serios de salud como la gripe común, que afecta a millones de personas en todo el planeta.

Facebook Comments