Greenpeace ha lanzado hoy un llamamiento contra las mascarillas y guantes desechables para proteger al medioambiente de su contaminación y a la población, de la COVID-19, según un comunicado remitido por la organización ecologista.


Apoyada en la opinión de “personalidades expertas en salud” y en un estudio de ‘Environmental Science and Technology’, Greenpeace alerta del “riesgo para la salud pública”, que supone la “avalancha de residuos” generados ya que cada mes, afirma, se usan hasta 129.000 millones de mascarillas y 65.000 millones de guantes de un sólo uso, algo “innecesario para la seguridad personal y perjudicial para la salud planetaria”.


Estos residuos, afirma, “sirven como vector para el virus, que puede mantenerse latente y activo tres días en la superficie de estos materiales”.
En su lugar, Greenpeace pide utilizar mascarillas reutilizables, que fueran lavadas y desinfectadas “de forma rutinaria” en los hogares de la población.


“Los materiales plásticos de un sólo uso están contaminando nuestro aire, agua y suelo y, por lo tanto, perjudicando nuestra salud”, ha insistido uno los expertos que apoyan a esta organización: Saulo Delfino Barboza, profesor asociado del Programa de Salud y educación de la Universidad brasileña de Ribeirao Preto.


Julio Barea, responsable de la campaña de residuos de Greenpeace, ha resumido la situación advirtiendo de que “no podemos proteger la salud humana sin un medioambiente saludable”.


Tan sólo en España, desde el comienzo de la crisis sanitaria, han sido adquiridos 659 millones de mascarillas quirúrgicas, lo que implica más 1.300 toneladas de plástico “depositadas en vertederos, quemados en incineradoras o arrojadas directamente al medioambiente” ha recordado Barea.
Fuente: EFEverde

Facebook Comments