Luego de que desde el primero de septiembre se retomara una nueva etapa en cuanto a la reactivación de actividades, las cuales dan mayor espacios de acción a los ciudadanos, en Bogotá, la congestión vehicular está retomando sus niveles de una época normal lo que ha llevado a las autoridades a evaluar la implementación del pico y placa.

El secretario de Movilidad de la ciudad, Nicolás Estupiñán, señaló que se han detectados varios puntos críticos en la capital, en cuestión de tráfico.

Estupiñán indicó en Blu Radio que se están estudiando las velocidades y los volúmenes vehiculares en la ciudad, y en corredores principales como la Autopista Sur, Autopista Norte y la Calle 13 ya se registran grandes trancones a horas pico.

No obstante, dijo el secretario en la emisora, la congestión promedio de toda la ciudad aún permite que Bogotá pueda seguir sin pico y placa.

“Estamos viendo congestión adicional en algunos puntos específicos, pero la velocidad promedio de toda la ciudad, en la hora pico de la mañana, todavía está en un 4 o 5 % por encima de las velocidades que presentábamos antes del COVID, 21 km/h”, indicó el funcionario.

Noticias RCN agregó que la Secretaría de Movilidad ha detectado que muchos problemas de congestión se debe a accidentes menores que llaman la atención de los conductores, y hacen que estos bajen la velocidad para mirar qué pasó o, incluso, se bajen de sus vehículos.

Aunque el pico y placa en Bogotá en algún momento va a regresar, la Alcaldía de la ciudad mantendrá la medida suspendida por ahora, entre otros, para no congestionar el transporte público, y permitir el distanciamiento social en esos vehículos.
PULZO

Facebook Comments