Los combates se recrudecieron hoy en el flanco sur de Nagorno Karabaj, donde Bakú dijo haber tomado una ciudad estratégica, mientras armenios y azerbaiyanos mantenían en Moscú sus primeras negociaciones para un alto el fuego reclamado insistentemente por Rusia y Occidente.


“He dado un vuelco al statu quo en el campo de batalla. No existe. ¿Línea de separación? No la hay. La hemos superado y destruido”, dijo el presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, en una declaración televisada a la nación.
EFE

Facebook Comments