Las cifras de casos activos y ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se dispararon, así que el Distrito prepara nuevas medidas para afrontar el segundo pico de la pandemia.

Las cifras de contagio de Covid-19 en Bogotá ya empiezan a reflejar el resultado de las aglomeraciones en tiendas y centros comerciales, la interacción social y reuniones propias de la época decembrina e incluso de la final del fútbol colombiano. Muchos capitalinos se relajaron en diciembre y las consecuencias se están viendo no solo en el aumento de casos activos (35.262), sino en la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que ya superó el 76 %.

Debido a esta situación, diferentes agremiaciones de especialistas en salud llamaron la atención al Distrito. Afirmaron que en muchos hospitales hay pacientes ventilados, una situación que se da cuando el límite de las UCI se superó, por lo que llamaron a declarar alerta roja y agilizar los traslados de pacientes a otras instituciones que estuvieran disponibles.

Tras la alerta, el alcalde encargado de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, se reunió con el secretario de Salud, Alejandro Gómez, y varios representantes de asociaciones médicas, para evaluar medidas con las que se pueda evitar un posible colapso.

Al final de la reunión se acordó la remisión de pacientes y se evaluaron diferentes escenarios respecto a un probable incremento de demanda hospitalaria. Esta situación incluso podría agravarse ahora que empiezan a retornan los capitalinos que viajaron para las fiestas de fin de año, pues el Distrito prevé que solo este fin de semana regresen a la ciudad unas 600.000 personas.

En ese orden de ideas, como ha ocurrido durante toda la pandemia, hay zonas que preocupan más que otras. El monitoreo más riguroso se hace en las zonas donde están las cifras más altas de contagios y hay hospitales que registran un 100 % de camas UCI disponibles para pacientes de Covid-19. Suba, con 4.360, es la localidad con mayor número de casos activos en Bogotá. Le siguen Kennedy, con 3.243 casos; Engativá, con 3.139, y Usaquén, donde hay 2.241.

La preocupación de las autoridades sanitarias aumenta si se tiene en cuenta que varias instituciones hospitalarias están entre el 80 % y 100 % de ocupación de UCI, como es el caso de la Fundación Cardioinfantil, la Clínica Reina Sofía, la Fundación Santa Fe y Los Cobos (Usaquén); la Clínica La Colina y la Clínica Juan N. Corpas(Suba); la Clínica Santa María del Lago (Engativá), y la Clínica Colsubsidio Ciudad Roma, la Clínica Médical y la Clínica del Occidente (Kennedy).

Facebook Comments