Este viernes se levantó la alerta roja hospitalaria en Bogotá ya que la ocupación en las unidades de cuidados intensivos para pacientes con COVID-19 ya es menor al 75 %, y la noticia volvió a poner en el aire la duda en torno a cuándo se levantará el pico y cédula en la ciudad, la única medida restrictiva que se mantiene de las decretadas a comienzos de este año.

Claudia López se refirió al respecto en las últimas horas, luego de sostener una reunión con algunos representantes de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco). La alcaldesa manifestó que, más allá de lo positivo que resulta la notoria disminución de la ocupación en las camas UCI, hay que centrar ahora la atención en los casos activos, la cifra que indica cuántas personas están contagiadas actualmente.

La mandataria detalló que, en el momento en el que Bogotá logre bajar a unos 18.000 casos activos, se levantaría el pico y cédula.

“El pico y cédula se termina cuando logremos bajar a lo que eran los casos promedio del valle del año pasado, que eran 18.000 casos activos. Nos faltan 10.000. No vamos mal, vamos en la tendencia correcta“, declaró López.

Hasta este jueves, Bogotá tiene exactamente 28.334 casos activos de COVID-19. De ellos, casi 3.500 están en la localidad de Suba, otros 3.000 en la de Kennedy y unos 2.800 en la de Engativá.

Pulzo

Facebook Comments