El fundador de Microsoft advirtió que el mundo continuará sufriendo graves crisis una vez que la pesadilla del COVID-19 sea controlada. “Tenemos que aumentar nuestra preparación para que nunca tengamos un número de muertos tan alto como el actual”, sostuvo

A más de un año del comienzo de la pandemia del coronavirus, con casi 106 millones de casos y más de 2 millones de muertos en todo el planeta, lo que tiene para decir Bill Gates es importante. Es que si hay algo que nos enseñó el coronavirus es que sería bueno escucharlo.

En 2015, cuando el fundador de Microsoft se subió al escenario de las Ted Talks en Vancouver y dijo: “Si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas es probable que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra”, lo trataron de exagerado.

Ahora, con el coronavirus colapsando el planeta, sus reflexiones cobran más sentido.

En su último pronóstico, durante una entrevista con el divulgador científico Derek Muller en su canal de YouTube Veritasium, Gates alertó sobre dos graves amenazas que conviven con la pandemia actual… y lamentablemente la sobrevivirán: el cambio climático y el bioterrorismo.

“¿Cuál es el siguiente desastre? ¿Para qué no estamos preparados?”, preguntó Muller. “Uno es el cambio climático”, dijo tranquilo pero sin dudar, y alertó: “Cada año habrá un número de muertos incluso mayor que el que hemos tenido en esta pandemia”.

El otro peligro, “algo de lo que a la gente no le gusta hablar mucho”, es el bioterrorismo. “Que alguien quiera causar daño diseñando un virus significa la posibilidad de encontrarse con un costo mayor que las epidemias naturales como la actual”.

“Mi escritor favorito, Vaclav Smil, escribió sobre todos los tipos potenciales de desastres, como el riesgo de un asteroide, el riesgo de una erupción en Yellowstone (un volcán de los EEUU).Y de hecho mostró que las pandemias eran significativamente la cosa más grande, aparte de una guerra nuclear causada por el hombre, para la que necesitábamos estar más preparados”, aseguró Gates.

Cuando Muller le pidió consejos para evitar próximas crisis como esta, el magnate no fue muy optimista: “Ciertamente, habrá más pandemias. Por la forma en que los humanos interactúan con otras especies, estos virus atraviesan la barrera de las especies, ya sea desde los murciélagos o los monos…”

“¿No se puede hacer nada?”, insistió el entrevistador. “Podríamos aumentar nuestra preparación para que nunca tengamos un número de muertos cercano al actual”.

Y explicó que los sistemas para poner en marcha de modo que este tipo de situaciones (las amenazas) se puedan cortar de raíz se dividen en dos secciones. Primero están la actividad de campo y la de I+D (Investigación y desarrollo). “Necesitamos madurar las vacunas ARNm para poder fabricarlas aún más rápido y tener fábricas en todo el mundo, que sea barato y estable térmicamente”.

Además, añadió que en el terreno de los diagnósticos, hay que alcanzar la capacidad de hacer 10 millones de pruebas de PCR al día. “Luego, en términos de campo, necesitamos un montón de máquinas de diagnóstico en todo el mundo. Así que las inversiones son más o menos iguales entre la I+D y el grupo de campo y la información que debe fluir constantemente”.

Gates abordó también todos los rumores o teorías conspirativas sobre sus supuestos intereses en la vacuna y cómo es atacado constantemente en las redes sociales. Una de las exigencias más recurrentes es la de conocer exactamente el “código” de las vacunas para probar que no intenta propagar la enfermedad en vez de frenar.

“La fabricación de una vacuna segura es más complicada que, por ejemplo, la fabricación de un motor, y la gente es muy exigente con las vacunas, de hecho, podrías arruinar la reputación de las vacunas si las haces en fábricas donde el control de calidad en cada etapa no es perfecto, por eso nos hemos asegurado de que la vacuna de AstraZeneca se hace en estas grandes fábricas indias y no hay regalías para eso, sin cargo alguno”, explicó sobre la financiación que aportó la Fundación Gates. Y sentenció: “A los que no se involucran, nadie los critica”.

De todas formas, afirmó que no le afectan tanto las críticas. “No estoy en posición de quejarme mucho, tengo muchas cosas que me hacen extremadamente afortunado y espero que estas teorías de la conspiración desaparezcan”.

Infobae

Facebook Comments