La Gobernación Departamental, la Alcaldía de Bogotá y las alcaldías de varios municipios de la Sabana, adelantaron una reunión en la que acordaron un plan de acción para este fin de semana, que busca garantizar el cumplimiento de las medidas de aislamiento en la capital de la República, para evitar la propagación del coronavirus y, en consecuencia, un dramático tercer pico de contagio.

En ese sentido, el Gobernador Nicolás García explicó, “como cundinamarqueses somos solidarios y trabajaremos de manera coordinada en el cumplimiento de esas medidas. Hemos tenido una reunión con la Alcaldesa Mayor y con varios Alcaldes de Sabana, y tendremos 270 miembros del Ejército, 90 policías de tránsito y 70 policías de seguridad ciudadana en los municipios que rodean a Bogotá, en cada uno de los 10 peajes de salida hacia nuestro departamento, buscando que se cumpla la medida, que los cundinamarqueses no pretendan ingresar a Bogotá, ni los bogotanos a Cundinamarca”.

Así las cosas, este nuevo Plan Candado comenzará desde el viernes 9 de abril a la media noche hasta el martes 13 a las 4:00 de la mañana, en los peajes de Chusacá, Andes, El Roble, Fusca, Boquerón, Calera, Mondoñedo, El Charquito, Siberia y Rio Bogotá.

De igual forma, se establecieron de manera articulada con los mandatarios municipales de Zipaquirá, Cajicá, Chía, Facatativá, Madrid, Mosquera y Funza medidas especiales en las grandes superficies, es decir, en los centros comerciales, para evitar aglomeraciones, así como la puesta en marcha de la medida de pico y cédula armonizada con Bogotá para respaldar la medida de cuarentena.

El pico y cédula tanto en la capital, como en los municipios vecinos operará de la siguiente manera: el sábado 10 podrán acceder a las grandes superficies las personas con cédula terminada en número impar, el domingo 11 las terminadas en par y el lunes 12 quienes tengan cédulas terminadas en impar.

Facebook Comments